CINE SIN YO, CINE CON ELLOS

CINE SIN YO, CINE CON ELLOS

En defensa del cine desde las bases, por más producción y exhibición

El crecimiento del cine documental independiente de los últimos años, impulsado por la conquista de los y las documentalistas que permitió acceder a subsidios del Estado para la realización de documentales de bajo presupuesto -sin necesidad de antecedentes  ni el apadrinamiento de grandes casas productoras- ha provocado, por un lado, el desarrollo de diversas miradas sobre lo real que implican la visibilidad de historias e identidades marginadas en los relatos hegemónicos, y por el otro, el crecimiento de la tensión existente entre quienes pensamos la obra documental como patrimonio cultural de nuestros pueblos y quienes conciben la realización cinematográfica como producto de una industria cultural que debe cuantificar y centralizar su producción y exhibición en función de intereses económicos y políticos de sectores dominantes.

 

En este contexto, nuestra conquista  no reside únicamente en la obtención de una mínima parte del fondo de fomento cinematográfico para la realización de documentales independientes; sino que ésta implica la legitimación de un posicionamiento político, ético y estético  lúcido y comprometido con nuestra realidad y sus imágenes, resultado  del enorme movimiento de documentalistas que fue surgiendo desde el 19 y 20 de diciembre de 2001 en adelante. Movimiento que retoma la tradición de varias generaciones de cine militante que,  al decir del maestro Fernando Birri, se conforma “de intelectuales, de cineastas que en cuanto tales de suicidan  pero se suicidan para dar nacimiento a un nueva dimensión de lo social y el cine”, dando paso a la  disolución del autor, en una expresión más directa de una realidad sin adentro y sin afuera, sin nosotros y sin ellos; donde los y las documentalistas somos partícipes junto a nuestros protagonistas de la transformación de esas realidades que registramos.

 

De esta manera entendemos nuestro cine como un cine sin yo, que nace desde y para las bases y pensamos nuestra 9º Muestra DOCA como espacio de encuentro, debate y transformación; dando pantalla a documentales de Argentina, Brasil, Venezuela, México y Chile,  presentando más de 20 películas, incluyendo preestrenos nacionales, nuevas producciones de diversas regiones del país y películas invitadas latinoamericanas.

 

Así, frente a un modelo de producción que concentra fondos de producción y pantallas de exhibición mientras alimenta el ego del artista obnubilado por la alfombra roja que se tiende a su paso y adormece la conciencia del espectador ofreciéndole una imagen sesgada de sí mismo; nuestra 9º Muestra de Documentales DOCA reivindica un cine hecho desde las bases, desde la diversidad de lenguajes, historias y modos de producción, que se piensa a sí mismo como herramienta de lucha y transformación de los pueblos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>